Manteca de karité

La manteca de karité es un extracto de color marfil que proviene de las nueces del árbol de karité africano. Es difícil encontrar cualquier otro ingrediente que sea tan altamente valorado en la industria cosmética. Esto se debe principalmente a su extraordinaria riqueza en ácidos grasos y una capacidad única para alcanzar las capas más profundas de la piel. Suaviza y tensa la piel flácida y envejecida, debido a su capacidad para activar la producción de colágeno. Los ácidos oleico y esteárico refrescan la piel, hidratan y curan llagas y quemaduras. Se ha demostrado científicamente que la manteca de karité trata y previene enfermedades de la piel como la psoriasis y el eczema. También es un gran protector solar.

Aceite de argán
Ir arriba